5 Maneras de que nadie note que odias la Navidad

5 Maneras de que nadie note que odias la Navidad

La Navidad está aquí amiga y no importa lo gruñona que te pongas si no te gusta porque no te podrás escapar. Puede parecer que un viaje a un lugar tropical o incluso a China, que celebran el año nuevo en otro mes, sea un a buena opción para huir de la realidad. Toda esa alegría plástica constante, los regalos a la fuerza, los renos; que ¿desde cuando hay tanto reno en España?, el color rojo y las cosas con purpurina que nos inundan en estas fechas. Pero la Navidad te perseguirá adonde vayas porque en los tiempos en que vivimos y gracias a la maravillosa globalización, Navidad is everywhere. Además, si te vas, tu madre te lo recordará…el resto de tu vida.

Entonces, vamos al grano y descubramos 5 maneras de despistar, que nos dejen tranquilas y salgamos airosas sin sufrir los sarpullidos de cada año al llegar estas fechas.

  1. Reduce tus salidas al centro o a sitios donde normalmente hay aglomeraciones en tu  ciudad al máximo. Simplemente no vayas, existen opciones. Si vives en Madrid por ejemplo y vas a la calle Fuencarral podrías morir aplastado por la muchedumbre, sin embargo, el centro comercial Moraleja Green, vayas cuando vayas está vacío. Por poner un ejemplo, pero seguro que hay más sitios, por ejemplo, en tu barrio.
  2. Haz las compras en internet o en horarios en los que no haya ni Cristo por ahí. ¿A qué hora abre tu supermercado habitual o el centro comercial donde vas a buscar los regalitos? ¿A las 10:00 en sábados? Pues sí, es perfecto y te puedes pasar por el gimnasio a la vuelta que tampoco estará tan lleno como siempre cuando sales del trabajo.
  3. No compres regalitos de Navidad. Alude a la crisis o a la falta de tiempo, a que te opones al consumismo desmedido y como nadie te verá por ningún sitio, se lo creerán. Te ahorras unos eurillos y un buen disgusto con las horas de villancicos aseguradas que tendrías que sufrir en cada sitio que entres.
  4. Mi cuarto consejo constituye ya un imprescindible en las ciudades abarrotadas. Usa auriculares todo el rato con tu música favorita. Haz el favor de mirar bien cuando cruces la calle pero realmente te evitarás el bullicio y lo villancicos.  De verdad, no tengo nada contra de ellos, durante la primera hora.
  5. No puedes evitar comer con tu familia posiblemente y reconozcamos que eso ya no es de poco navideña sino de rancia, que si no la tuvieras…pero a los amigos los puedes ver todo el año. No puedes ir con los cascos a comer con tus amigos así que si es inevitable, deja el coche en casa y empina el codo, un poquito, que las penas se diluyen y no oyes los villancicos. 🙂

¿Tienes alguna estrategia mejor? Discutámoslo en los comentarios.

¡Feliz Navidad!

 

créditos imagen: Pablo Linares

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s